Artículo de Antoni Cisteró   Ante la rueda de encuentros entre el rey y los partidos políticos con representación parlamentaria (pero ante, también, la enorme marea putrefacta de casos de corrupción, superiores...

Economistas Frente a la Crisis aboga por un pacto de los partidos de izquierda (InfoLibre, 27.12.2015) Reclama un programa económico compartido Este debería contemplar, entre otros asuntos, revertir las reformas y cambios laborales...

Por: Antoni Cisteró Acabo de realizar un estudio de las propuestas programáticas para las próximas elecciones generales de seis formaciones de izquierdas, respecto a diez reivindicaciones, de las que se presentan...

elecciones_en__a_punto_de_caer_¿A quién votar? ¿Servirá de algo? ¿Son todos iguales? A esta pregunta capciosa sólo se puede responder desde el conocimiento. Y para ello, ¿qué mejor que seguir a los sabios? Así, para analizar las diversas opciones políticas y a sus protagonistas, recomiendo revisar las teorías del profesor Carlo M. Cipolla, que en 1988 escribió Las leyes fundamentales de la estupidez humana[1]. Según el autor, teniendo en cuenta sus acciones y propuestas, cada político se puede clasificar según el efecto que producirá en sí mismo y a la vez sobre su entorno. La teoría del profesor Cipolla, que suscribo, indica que los cuatro tipos básicos serían: INTELIGENTES: Se benefician ellos a la vez que también lo hace su sociedad. INCAUTOS: Se perjudican ellos para beneficiar a su entorno. MALVADOS: Perjudican a los demás para beneficiarse ellos. ESTÚPIDOS: Perjudican a los demás y también a sí mismos.