La madre de la cordera

Quienes quieran erigirse en defensores del pacto constitucional harán bien en impulsar una reforma que permita que la Carta Magna vuelva a reflejar el sentir colectivo de una sociedad

LA CONSTITUCIÓN NO TIENE MADRE, artículo de Cristina Monge en El País.

Con dos ejemplos, sobre feminismo y ecología, que reza así: “El artículo 45 de la Constitución se limita a reconocer “el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona”, algo que resulta hoy insuficiente para los retos que el planeta tiene planteados. De ahí que sean ya muchos los expertos que plantean que el derecho a un medio ambiente sano y equilibrado debe contemplarse como uno de los derechos fundamentales, de tal forma que el título sobre derechos y deberes constitucionales aúne el progreso social, el económico y el ambiental, asumiendo así el principio de sostenibilidad, y reconociendo la necesidad de una transición ecológica justa que no deje a nadie atrás”.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.