MALDAD Y ESTUPIDEZ EN POLÍTICA

Más temprano que tarde, el esperpéntico serial político actual desembocará en unas elecciones. Así que me permito dar un instrumento de navegación útil y fácil de manejar: Las leyes fundamentales de la estupidez humana, delicioso escrito del profesor Carlo M. Cipolla[1].

Según tal teoría, la especie humana se divide en cuatro tipos básicos, perfectamente extrapolables a la actividad política, tanto a nivel individual como colectivo o de partido. A saber:

 

  • INTELIGENTES: Se benefician ellos y también a su entorno social.
  • INCAUTOS: Benefician el entorno, a costa de perjudicarse ellos.
  • MALVADOS: Perjudican a los demás en beneficio propio.
  • ESTÚPIDOS: Perjudican su entorno y también a ellos mismos.

Puede ser un ejercicio útil el colocar a cada uno de los protagonistas actuales, tanto individuales (Rajoy, Puigdemont, Junqueras…) como grupales (PP, PSOE, PDCat, ERC, CUP) en sus respectivas casillas. No quiero influir, todas las categorías son susceptibles de ser atribuidas, simplemente lo recomiendo al considerar interesante la reflexión que genera dicho ejercicio.

 

Y una recomendación: guardemos la imagen generada para cuando tengamos que escoger ante una urna de verdad. Hagámoslo conscientemente, para evitar lo que afirma la Cuarta Ley Fundamental de la Estupidez: Las personas no estúpidas (se supone que el lector) subestiman siempre el potencial nocivo de las personas (y grupos) estúpidas. Los no estúpidos, en general, olvidan constantemente que en cualquier momento y lugar, y en cualquier circunstancia, tratar y/o asociarse con individuos (o grupos) estúpidos se manifiesta infaliblemente como un costosísimo error.

Versión en catalán

NOTA: la esencia de lo dicho aquí, ya se expuso en un artículo anterior, ¡hace seis años!: http://www.historiaesmemoria.com/es/elecciones-y-estupidez-humana/

[1] CIPOLLA, Carlo M. Allegro ma non troppo. Ed. Crítica, Barcelona, 2ª ed. 2004.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.