¿ESTÁ LA IZQUIERDA? (A.Cisteró 15.4.2016)

gavinesTEXTBuenas. Les saluda un fiel votante de la izquierda. ¿Pero cuál? Esa es precisamente la cuestión. Leo, oigo, me preocupo, analizo, y no llego a nada. Ahora que la derecha se va quedando con el culo al aire, y el viento se lleva facturas falsas y promesas clientelares; ahora que la otra pata del bipartidismo también cojea, me decía: “Es el momento, por una vez voy a apostar a caballo ganador”. ¿Pero cuál? ¿Es el cuadrúpedo realmente un caballo? ¿Tiene sólo cuatro patas? Veo manifiestos y notas de prensa de albertistas, cayistas, gasparistas y joseluisitas, entreverados con otros de menor volumen pero profunda convicción como recorteceristas, alternativos, subversivos, republicanos variopintos, hijos de la indignación y una miríada de colectivos hasta cierto punto, en el horizonte, afines, mirados obscenamente de reojo por los que podrían poder si pudieran. Y me digo, con ánimo de salvar mi posición: “Serán tendencias, entre todos podrán sacar al país del marasmo. Tienen la meta a su alcance. Pero, ¿la ven? ¿Hacia dónde miran? Me quedo perplejo ya que en el fondo, las reivindicaciones, los agravios recibidos son los mismos, como demuestra la CONFLUENCIA analizada en este mismo blog.
Y empiezo a preocuparme. ¿Qué será esta cicatriz tumefacta que tanto les atrae?, ¿el ombligo? Porqué de eso se trata, de que los ombligos impiden ver el bosque. Y yo, como tantos otros votantes de a pie, estoy en medio de este bosque; y veo depredadores de todo tipo que se me van comiendo la sanidad, la educación, la libertad de expresión, el medio ambiente… ¡Hasta la ilusión! Y cuando me giro ansioso hacia los cazadores a la espera de una solución, les veo atentos a su apéndice, o intentando dar brillo a su oxidada escopeta, mientras las alimañas se ríen obscenas.
confluenciaPor favor, hablen primero de salud, de pensiones, de paro, de energía o de agua; ¡levanten la cabeza! ¡Mírennos! Y se darán cuenta de la gran cantidad de coincidencias que tienen respecto a los temas que preocupan a la población, hoy en peligro. Coincidencias capaces de aunar voluntades en un programa común.
La oligarquía no es tonta y es poderosa, y el bipartidismo les es muy útil. Difícilmente habrá otra ocasión como la actual. Así que remedando a Gila les digo: -¿Está la izquierda? Que se ponga… las pilas.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.